miércoles, 23 de septiembre de 2015



¿ En qué consiste el tratamiento natural para el pie diabético?

Los REMEDIOS PARA EL PIE DIABÉTICO son aquellas medidas de higiene y cuidados con plantas que podemos realizar para mejorar el pie diabético.

Llevar un control adecuado de la diabetes es fundamental para evitar este padecimiento y otras complicaciones.
A continuación te presentamos algunas prácticas de higiene y cuidados para el pie diabético: 

Examinarse los pies diariamente

Higiene diaria de los pies: lavar con agua tibia y secar bien ( especialmente entre los dedos de los pies)

Cortar las uñas periódicamente. En caso de uñas muy gruesas, se debe acudir al podólogo.

No andar sin zapatos para evitar traumatismos.


Utilizar un calzado adecuado, ancho, que no apriete, sin tacón, y vigilar que no haya arrugas, piedras, etc. dentro. (Rozarían el pie causando irritación de la piel)

En caso de durezas de debe acudir al podólogo para tratarlas. ¡¡¡ NO se debe intentar quitar las durezas con tijeras, ya que existe un alto y grave riesgo de infección!!!

NO aplicar betadine o yodo, alcohol u otros remedios sobre la piel porque pueden ser irritantes. ¡¡ Consultar con el médico!!

PLANTAS PARA EL PIE DIABÉTICO

Los remedios con plantas ayudan a prevenir las complicaciones del pie diabético. Se debe acompañar de un control adecuado de la diabetes ( dieta para la diabetes y medicación correcta).
NO se deben aplicar remedios en caso de ulceraciones, cortes o heridas ya que existe un alto riesgo de infección con consecuencias graves. Estas afecciones las debe tratar un médico o un podólogo debido al alto riesgo de infección.

Gel de aloe vera ( Aloe vera): Como cuidado diario, esta crema es hidratante, suaviza y mejora la piel seca.

Argán ( Argania spinosa): Contiene el doble de tocoferoles que el aceite de oliva, nutre e hidrata intensamente la piel. Aplicar sobre el talón y la planta del pie. No aplicar entre los dedos.

Onagra (Oenothera biennis) Su uso para problemas de diabetes ha sido probado satisfactoriamente al ser capaz de mejorar la circulación. (Tomar en forma de perlas de aceite)

Aceite de oliva ( Olea europaea): Para suavizar la piel y proporcionarle más humedad. No aplicar entre los dedos.


Romero ( Rosmarinus officinalis): Lavar el pie con agua de romero para prevenir infecciones. Aplicar crema hidratante después ( excepto entre los dedos).

Caléndula ( Calendula officinalis): Las hojas y flores machacadas se aplican sobre durezas de la piel. Posee mucílagos y componentes para la circulación que ablandan y suavizan la piel de los callos y durezas. ( Consultar con el podólogo).

Piña ( Ananas comosum): La capacidad de la bromelina de la piña para disolver las proteínas puede ser aprovechacha externamente para la eliminación de callos. Para ello debe aplicarse un trozo de cáscara de piña sobre el callo de tal manera que la parte tierna toque al callo , sin que afecte a la piel sana, durante toda la noche. Por la mañana se retira y se lava con agua caliente. 

Aplicar varias veces en caso de que le cueste desaparecer. El mismo tratamiento puede realizarse con la carne de la papaya. ( Carica papaya). ( Consultar con el podólogo).

Betacarotenos: Ayuda a mantener la piel sana, en buen estado, y a mejorar la circulación.

Vitamina E: Para mejorar la cicatrización de heridas y prolonga los efectos beneficiosos de los betacarotenos.

Apóyanos: Si te gustó lo que leíste y deseas continuar leyendo este tipo de información, Suscribete para recibir nuestras notificaciones. Compártelo con tus seres queridos en tu red social favorita para que también puedan beneficiarse. Tú apoyo hace la diferencia!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!