miércoles, 2 de septiembre de 2015

El mal aliento o halitosis normalmente viene provocado por una higiene oral deficiente



Según como huela podemos tener un problema u otro; si huele a heces o vómito puede haber una obstrucción intestinal, si huele afrutado puedes tener exceso de acetona. 

Si en cambio huele a amoniaco o pescado puede deberse a un problema renal.

El mal aliento puede deberse a: un absceso dental, beber alcohol, caries, prótesis , consumir determinados alimentos como repollo, ajo o cebollas crudas, café y otras bebidas, gingivitis, fumar, etc.

Pero la razón más importante y frecuente sin dudas es la proliferación de las bacterias.

Si tu mal aliento o halitosis va a más es conveniente ir al médico.





  • Prepara un enjuague bucal de perejil; hierve dos tazas de agua con perejil y dos o tres clavos (especia), cuélalo y ya tienes tu enjuague casero.
  • Bebe un té de menta, es efectivo si el mal aliento es digestivo.
  • Mastica canela, clavo (especia) o anís después de comer. Excelente para refrescar tu aliento
  • Haz un té hirviendo hierbabuena o eucalipto y tómalo después de comer.

  • Haz un enjuague con agua y vinagre de manzana a partes iguales. 
  • Mezcla una cucharada de bicarbonato con media taza de agua y realiza un enjuague bucal por la mañana al levantarte y por la noche antes de acostarte. 
  • un remedio eficaz para el mal aliento es el aguacate, que es muy superior a muchos enjuagues bucales o remedios para esta enfermedad. Se elimina de forma efectiva toda la putrefacción o la descomposición intestinal que es una de las causas más importantes del mal aliento. 
  • Si el problema es debido a la gingivitis (encías inflamadas o sangrantes), es preciso hacer un enjuague bucal con una mezcla de dos cucharadas de salvia roja con medio litro de agua. Deja que hierva, reposa unos 20 minutos y luego cuela.





  • Consume una cucharada de vinagre de manzana antes de cada comida. o bien..
    Mezclar una taza de agua y 2 o 3 cucharadas de vinagre de manzana, deberás hacer enjuagues bucales todos los días después de su cepillado normal, se constante y veras como te protegerá de las caries, inflamación de encías y el mal aliento.


Si realizas algún enjuague bucal casero, es conveniente que lo mantengas durante treinta segundos, con movimientos muy fuertes para que éste acceda a todas las zonas de tu boca. 


Apóyanos: Si te gustó lo que leíste y deseas continuar leyendo este tipo de información, Suscribete para recibir nuestras notificaciones. También puedes apoyarnos con el simple hecho de compartir este artículo en tu red social favorita y/o con tus seres queridos. Tú apoyo hace la diferencia!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Categorias:

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!