lunes, 5 de octubre de 2015


Los hisopos son uno de los elementos de higiene personal que más se utilizan en el mundo.Se los utiliza con el fin de limpiar los oídos de la cera que se suele acumular en ellos. También se utilizan para limpiar otras partes del cuerpo.
De acuerdo a ciertos estudios que se realizaron se llegaron a resultados sorprendentes sobre la cantidad de personas que utilizaban hisopo que tuvieron ruptura de la membrana del tímpano que es ocasionada por el uso de los hisopos de algodón.


Peligros de usar hisopos

Al usar hisopos puede ocurrir que en bastonsito se introduzca muy adentro del canal auditivo y provoque daño. El daño puede variar, desde un dolor común que nos estaría alertando que hay una lesión en el oído, hasta daños muy severos como ser la perforación de la membrana del tímpano.

Si la perforación es muy grande puede ocasionar parálisis facial o vértigo. El tratamiento que se realiza para la ruptura de la membrana del tímpano se puede realizar de varias formas.


Para las perforaciones que son leves, el otorrino puede hacer un tratamiento hasta que la lesión se cure totalmente en aproximadamente dos meses, pero existen casos donde se necesita una cirugía reparadora.

NOTA:
Se debe tener en cuenta que la cera en el oído es necesaria para protegerlo del polvo, de los microorganismos y de cualquier otra partícula extraña que pudiera entrar en el canal auditivo y causar algún tipo de daño en él, por este motivo el lavado se recomienda únicamente cuando realmente se necesita (en caso de que exista un taponamiento por exceso de cera).

ALTERNATIVAS PARA LIMPIARLOS EN CASO DE TAPONAMIENTO DE CERA EXCESIVA

– Peróxido de hidrógeno
El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada es recomendable tanto para quitar el dolor de oído como para ayudar a eliminar la excesiva acumulación de cera que puede bloquearlo. El procedimiento es el siguiente:

Se pone en un tazón media taza de agua tibia, a la que se le agrega media taza de agua oxigenada, el paso siguiente es llenar un gotero. Con este preparado, y estando acostado, se llena el oído afectado dejándolo actuar por tres o cinco minutos, luego se voltea para que el líquido salga, luego se enjuaga el oído utilizando el mismo procedimiento, pero sólo con agua tibia. También se puede usar aceite de bebé o mineral en cambio de agua oxigenada.

– Aceite de oliva
En este caso se sigue el mismo procedimiento anterior, sólo que se utiliza aceite de oliva tibio. Se deja actuar durante quince minutos y se repite este procedimiento tres veces diarias durante tres o cuatro días.


– Botella con agua caliente
Para realizar este sencillo, pero efectivo remedio casero sólo hay que tomar una botella y llenarla con agua caliente. De esta manera, se toma la botella (caliente-tibia) y se pone directamente en el oído afectado durante quince o treinta minutos, luego se puede notar que la cera está más blanda y fácil de limpiar.

– Por medio de irrigación
En el mercado se pueden conseguir fácilmente unas jeringas especiales para realizar el lavado de los oídos, el cual se hace con agua tibia, a temperatura corporal. Luego de irrigado el oído afectado, este debe secarse muy bien.

– Infusión de manzanilla para lavar el oído
Para este procedimiento se utilizan dos cucharadas de flores de manzanilla y un vaso de agua, posteriormente se prepara la infusión y se deja reposar hasta que esté tibia. Luego se cuela muy bien.

IMPORTANTE:



Cuando presentes molestias en los oídos nunca trates de limpiarlos introduciendo objetos extraños dentro de ellos. Los hisopos o copitos están totalmente contraindicados para este propósito, ya que se puede empeorar el problema al empujar más el tapón de cera.

– Si tienes el tímpano perforado, jamás trates de limpiar la cera utilizando métodos caseros, o lavado con gotas de agua oxigenada, pues esto puede provocar graves daños en el oído.

– Para limpiar los oídos no se deben utilizar irrigadores a presión, puesto que se corre el riesgo de perforar el tímpano. Además se debe tener presente que las limpiezas o lavados de oídos no se deben realizar con demasiada frecuencia, ya que se pueden presentar infecciones.

– Ninguno de estos remedios caseros que mencionamos se deben utilizar en niños menores de doce años, puesto que se corre el riesgo de causar problemas más graves, ya que ellos son mucho más delicados. En caso de sospechar un taponamiento por cera, es mejor acudir al especialista.
Recuerda…

En el caso de presentar taponamientos muy frecuentes lo más aconsejable es acudir al otorrinolaringólogo, para que sea el quién decida el tratamiento que se debe seguir para solucionar adecuadamente este problema.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Categorias:

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!