domingo, 13 de diciembre de 2015


Para muchas personas la constipación o estreñimiento sólo implica movimientos intestinales irregulares, pero para otras significa heces duras, dificultad para defecar o la sensación de no haber descargado completo después de expulsar heces. La constipación puede alternarse con diarrea, un patrón común en las personas que sufren del síndrome de colon irritable.


Las causas comunes del estreñimiento son una dieta inadecuada y un estilo de vida sedentario. La falta de ejercicio y comidas poco nutritivas atenta contra el sistema digestivo. Productos lácteos, alimentos ricos en azúcar y grasas trans, bajo consumo de fibras y beber poca agua pueden provocar constipación. Sin embargo es prudente visitar un médico, ya que puede ser consecuencia de otras enfermedades como hipotiroidismo, apoplejías, embarazo, mal de Parkinson, lesiones en la columna o lupus.



¿Que podemos hacer para superar esta afección?


En primer lugar, beber más agua. El sistema digestivo necesita lubricarse para funcionar correctamente. Mientras más deshidratado estas, más difícil resulta tener movimientos intestinales regulares. Claro que el agua que consumimos ya sea directo del filtro o embotellada no está libre de toxinas, por lo que sería ideal contar con alguna fuente natural de agua dulce.


El chucrut o repollo fermentado genera varios beneficios, incluyendo movimientos intestinales regulares. Gracias a su contenido en probióticos, enzimas y nutrientes, ayuda a suavizar las heces y, por ende, facilitar su expulsión. El aloe vera también facilita la deposición. 

El ácido cítrico del limón estimula el sistema digestiva y ayuda a expulsar toxinas del organismo. Un simple vaso de agua con jugo de limón hará grandes cosas por tu estómago. Finalmente el consejo más importante es consumir fibras, muchas fibras. El organismo procesa con mayor facilidad la frutas, vegetales y granos mejor que cualquier alimento refinado o artificial. Una dieta amigable con la panza puede incluir frijoles, albaricoques, ciruelas, peras, manzanas, pan o pasta integral, brocoli, coliflor, repollo, espinaca, col y nueces.


Apóyanos: Si te gustó lo que leíste y deseas continuar leyendo este tipo de información, Suscribete para recibir nuestras notificaciones. Compártelo con tus seres queridos en tu red social favorita para que también puedan beneficiarse. Tú apoyo hace la diferencia!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Categorias:

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!