jueves, 24 de marzo de 2016


Los cálculos biliares son pequeños cristales duros dentro de la vesícula biliar que pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

Por lo general, el colesterol se disuelve y las sales biliares se encargan de evitar su precipitación; sin embargo, cuando hay un desequilibrio en sus niveles, este se solidifica y forma las piedras.

En otros casos, se forman por la destrucción de los glóbulos rojos de la sangre, lo cual desequilibra la bilirrubina y el calcio.

Haciendo a un lado su origen, se trata de una afección bastante grave que debe ser tratada cuanto antes. Entre sus síntomas se incluyen dolor abdominal, fiebre y constantes náuseas y vómitos.





La atención médica es primordial para determinar el tamaño de las piedras y el tratamiento más apropiado.

Sumado a esto, puedes tener en cuenta una serie de remedios naturales cuya composición nutricional evita su aparición o favorece su expulsión. ¡Descúbrelos!

Jugo de limón y aceite de oliva



El limón es un cítrico con un significativo aporte de vitamina C que ayuda a disolver los depósitos que dan lugar a las piedras en la vesícula.
Sus cualidades antioxidantes previenen infecciones en este órgano y favorecen la limpieza del hígado para impulsar su funcionamiento.
El limonoide, uno de los compuestos que produce de forma natural, ha dado excelentes resultados en la disolución de las piedras pequeñas.

Ingredientes



  • 2 cucharadas de zumo de limón fresco (20 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 g)

¿Cómo prepararlo?


  • Mezcla el limón con la cucharada de aceite de oliva y consúmalo en ayunas durante 40 días.
  • Después de ese tiempo, descansa un par de semanas y re-tómalo.

Jugo y vinagre de manzana

Tanto el zumo natural de manzana como el vinagre contienen cantidades significativas de ácido málico y limonoide, dos sustancias que contribuyen a suavizar hasta las piedras biliares más difíciles.
Su alto contenido de fibra y antioxidantes disminuyen los niveles de colesterol en la sangre, un factor clave para prevenir su formación.

Ingredientes



  • 5 manzanas
  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Lava bien las manzanas, pásalas por la licuadora y extrae su zumo.
  • Agrégale la cucharada de vinagre de manzana y consúmelo en ayunas.
  • Tómalo durante un par de meses para eliminar los cálculos existentes o inclúyelo de forma regular en tu dieta como forma de prevención.
Es primordial tener en cuenta que sus efectos dependen mucho de la dieta y demás hábitos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


1 comentario:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!