lunes, 25 de abril de 2016


La diabetes es una enfermedad terrible que cada día se hace más común e implica niveles altos de azúcar en la sangre que se mantienen por mucho tiempo. Entre los indicadores tenemos: sentirnos constantemente con hambre; ganar peso aunque llevemos un estilo de vida que debería provocar lo contrario; problemas estomacales; etc. Por otro lado, los niveles de azúcar se pueden disparar por las siguientes causas: estrés; dieta inadecuada; ciertas condiciones de salud; falta de ejercicio; el uso de ciertos medicamentos; entre otras.


¿Cómo sabes si nuestros niveles de azúcar son altos? 

En general, las personas sienten mucha sed;
boca seca; 
problemas estomacales; 
infecciones recurrentes; 
cicatrización lenta; 
hambrientos a toda hora; 
poca concentración; 
piel seca y con picazón; 
orinar frecuentemente 
y durante la noche;
visión borrosa;


impotencia; 
problemas en el sistema nervioso; 
fatiga extrema; 
exceso de grasa abdominal.

Existe un índice glicémico (IG) que mide cuales alimentos son más propensos a elevar los niveles de glucosa en la sangre, utilizando una escala del 0 al 100. De manera que debemos tratar de seguir una dieta rica en alimentos que tengan un IG bajo. A continuación se presenta una lista de los que podemos consumir sin temor a incrementar el azúcar en la sangre, cuyo IG se colocará entre paréntesis:



Un huevo (0); Una taza de hummus (6); una cebolla amarilla mediana (10); una taza de broccoli (10); una taza de avellanas (15); una taza de cerezas (22); una taza de merey (22); una taza de yogurt sin azúcar (23); media toronja (25); una salchicha de pavo (28); una taza de habas de lima (31);


una taza de frijoles rojos (34); una manzana mediana (38); ocho onzas de jugo de tomate (38); una taza de spaghetti (42); una taza de uvas verdes (46); ocho onzas de jugo de piña (46); una zanahoria grande (47); una naranja mediana (48); un plátano (52); una taza de guisantes (54)

Otros alimentos están en una buena posición en la escala pero no debemos abusar de ellos: una taza de arroz integral (55); una cucharada de miel (55); una taza de avena (58); una ración de macarrones con queso (64); una taza de arroz blanco (64).

Finalmente, es recomendable evitar los siguientes: una rodaja de pan blanco (70); dos tazas de cotufas (72); una dona glaceada (76); una papa horneada (85); cereal tipo el corn flakes (92); 50 gramos de glucosa (100)

Comparte esta información con tus amigos y familiares, podrías estar ayudando a alguien aunque no lo sepas!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!