lunes, 16 de mayo de 2016



El tomate es una de las frutas que nunca falta en la cocina, ya sea para acompañar ensaladas o guisar carnes o salsas. Pero no solo sirve para condimentar, también posee gran contenido nutricional que nos ayudará a mantener una salud óptima

Entre los beneficios para la salud del tomate se encuentra que puede mejorar la vista, proporciona una buena salud intestinal, mejora los niveles de tensión arterial y azúcar en sangre en pacientes con diabetes y mejoras en los problemas de la piel y las infecciones del tracto urinario.



El tomate también proporciona un gran número de antioxidantes que según diversos estudios científicos han demostrado que el tomate puede combatir las diferentes formas del cáncer y adicionalmente es una fuente rica de vitaminas y minerales, y ejerce un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares.

Revitaliza tu rostro usando tomate



Una de las mejores maneras de comenzar a beneficiarte del tomate como parte de tu rutina de cuidado de la piel. Una de las mejores maneras de comenzar a beneficiarte del tomate como parte de tu rutina de cuidado de la piel.

En la cual podrás obtener resultados sorprendentes como eliminar el acné y reducir la apariencia de las indeseables cicatrices del mismo.

Como esta fruta es rica en diversas vitaminas como las vitaminas A, C, E, K y B6, estas ayudarán en la reducción de los poros y ofrece a su piel la nutrición necesaria.

Adicionalmente equilibra los niveles de pH en la piel, reduciendo la probabilidad de aparición de nuevos botes de acné.



Lo puedes utilizar de diversas formas una de ellas es rebanándolo y frotándolo en cada una de las partes de tu cara donde puedas encontrar manchas, cicatrices o acné y luego enjuaga con abundante agua.

Otra forma de utilizarlo es procesándolo como mascarilla, para esto debes colocar el tomate en agua caliente por aproximadamente un minuto, luego le vas a retirar la piel.

Sacarás las semillas y por último lo vas a triturar hasta que quede como pasta y luego colócalo en tu rostro y déjalo actuar al menos una hora y luego lava con abundante agua fría.

ELIMINA EL VELLO FACIAL




Y una forma menos complicada es aplicar jugo de tomate mezclado con un poco de limón y lo vas a aplicar solo en el área afectada de la cara y déjalo allí por cinco minutos y luego enjuaga.

Apóyanos: Si te gustó lo que leíste y deseas continuar leyendo este tipo de información, Suscribete para recibir nuestras notificaciones. Compártelo con tus seres queridos en tu red social favorita para que también puedan beneficiarse. Tú apoyo hace la diferencia!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!