jueves, 16 de junio de 2016


La remolacha (betabel) es mucho más que un simple vegetal. En su corazón de intenso y atractivo color púrpura se concentra una alta cantidad de antioxidantes y vitaminas muy beneficiosas para tu organismo, y que deberías incluir regularmente en tu dieta.

curar el hígado graso


Rico en fibra, en agua y proteínas, se trata de un vegetal muy energético y medicinal para diversos tipos de dolencias y, en especial, para cualquier problema asociado a la salud de nuestro hígado. Te explicamos todo lo que puede hacer por ti el betabel.

La remolacha, aliada de tu hígado

¿Te encanta la remolacha? ¿Disfrutas con su refrescante sabor a tierra? ¿Te gusta cruda o hervida con un poco de aceite o sal? Entonces, no lo dudes. Si sueles tener algún tipo de problema hepático, este vegetal, que podemos encontrar fácilmente en los mercados de todo el mundo, puede convertirse en tu mejor aliado para curar poco a poco ese hígado inflamado o intoxicado.

Toma nota de los siguientes aspectos.

1. Tesoro natural de antioxidantes



El betabel es rico en beta-caroteno, carotenoides y flavonoides, poderosos antioxidantes que le dan ese característico color tan intenso y atractivo. Se sabe que todos los alimentos ricos en antioxidantes actúan como eficaces limpiadores del hígado, en especial si sufrimos de hígado graso.

En 2012 se publicó un interesante estudio clínico a gran escala en la revista New England Journal of Medicine, donde se explicaba que los pacientes aquejados por esta dolencia, al ser tratados con antioxidantes, mostraban una mejoría significativa al reducirse los niveles de grasa en el hígado y la propia inflamación. Esto se debía en especial a un tipo de antioxidante con mucho poder, la betalaína, muy adecuada también para prevenir el envejecimiento.

Así pues, no lo dudes, si existe un vegetal rico en antioxidantes que podemos tomar de modo regular, es el betabel.

2. Adecuado para activar el metabolismo y eliminar grasas

El betabel es muy adecuado para esas épocas en que deseamos bajar de peso. Es muy energético, saciante y rico en fibra, por lo que si nos preparamos, por ejemplo, un rico licuado antes de las comidas, obtendremos adecuados nutrientes para quedar saciadas y evitar comer entre horas.

Además, puede ayudarnos en todos estos aspectos:



Depura el organismo gracias a su alta cantidad en fibra, con lo cual, evitaremos acumular toxinas y la clásica retención de líquidos, a la vez que favorecemos el tránsito intestinal y evitamos el estreñimiento. Todo ello nos va a ayudar a regular las funciones de nuestro hígado, al evitar que la grasa y esos lípidos se instalen en sus células hepáticas.

El betabel es muy adecuado también para activar nuestro metabolismo, ya que estimula las funciones hepáticas e intestinales.

Otra de sus propiedades es optimizar las funciones del sistema linfático,ayudando de esta forma a eliminar toxinas del organismo.

Es interesante recordar que el hígado graso o la esteatosis hepática puede revertirse, siempre y cuando llevemos una dieta adecuada, baja en grasas y rica en minerales y vitaminas procedentes de las frutas y las verduras frescas. Así que el betabel es un aliado magnífico en estos casos.

3. Remolacha para depurar la sangre y cuidar de nuestro corazón

Este vegetal solía utilizarse en la antigüedad para “fortalecer” la sangre y para tratar a personas en estado de convalecencia o debilidad. Propiedades todas ellas que podrían resumirse en estos interesantes aspectos:
La remolacha es rica en potasio, ideal para regular nuestra hipertensión.
Reduce el índice de colesterol malo (LDL) en sangre.
Tiene un alto contenido en hierro, magnesio, fosforo, ácido fólico y vitaminas A, C y B. Un tesoro natural de nutrientes que fortalecen tu sangre y que, además, la depuran de elementos nocivos.

¿Cómo debo tomar remolacha para cuidar de mi hígado?


La forma de beneficiarnos de las propiedades de la remolacha para curar nuestro hígado y purificar la sangre, es tomándola cruda. Así pues, es muy adecuado si la consumes rallada, en ensaladas y combinada, por ejemplo, con zanahorias,también crudas y ralladas. Añade un chorrito de aceite de oliva o limón y tendrás un remedio ideal para tu salud.
Licuado medicinal para nuestro hígado

Ingredientes


1 vaso de agua (200 ml)
1 remolacha (betabel) mediana
1 zanahoria mediana
1 manzana mediana

Preparación

Empezaremos lavando bien todos los ingredientes, para después, cortarlos en trocitos muy pequeños para que puedan procesarse bien en la licuadora. Señalarte que tanto la remolacha como la zanahoria y la manzana deben estar crudas, ya que es de este modo como más beneficios nos pueden aportar.

Ahora pasa todos los ingredientes por tu licuadora para obtener un jugo bien homogéneo, que mezclarás con ese vaso de agua para diluirlo y que sea más fácil de consumir. Si le añades unos cubitos de hielo será mucho más refrescante y agradable.

¿Cuándo lo tomamos? Media hora antes de tu comida central del día. Basta con un solo vaso de este licuado a lo largo de 5 días para depurar nuestro hígado. Después, puedes descansar 10 días y volver a empezar. Obtendrás un delicioso tesoro natural de nutrientes para tu salud.

VÍDEO INTERESANTE: ESTOS ALIMENTOS ESTÁN MATÁNDOTE POCO A POCO



Apóyanos: Si te gustó lo que leíste y deseas continuar leyendo este tipo de información, Suscribete para recibir nuestras notificaciones. Compártelo con tus seres queridos en tu red social favorita para que también puedan beneficiarse. Tú apoyo hace la diferencia!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!