lunes, 6 de marzo de 2017

presta mucha atención y sigue estos consejos de ahora en adelante

1. Subir y bajar escaleras

Está comprobado que algo tan sencillo como subir y bajar escaleras puede ayudar a quemar una cantidad significativa de calorías.
Poner en práctica este hábito, en lugar de tomar el ascensor, aumenta el gasto energético del cuerpo y, entre otras cosas, reafirma los glúteos, las piernas y el abdomen.
Además, si se realiza de forma continua, por lo menos 10 minutos al día, se pueden conseguir increíbles resultados en poco tiempo.
Lo mejor de todo es que, a su vez, tiene beneficios en la salud muscular, la circulación sanguínea y el corazón.

2. Bailar

Esta actividad, que suele ser placentera, contribuye a perder hasta 700 calorías por cada hora, según el ritmo con que se realice.
Bailar calma el estrés, activa el metabolismo y es excelente para tonificar el abdomen, las piernas y los glúteos.

3. Dormir bien

Un hábito tan saludable como dormir bien tiene mucho que ver con la capacidad del cuerpo para deshacerse del exceso de grasa.
Las personas que duermen menos de 5 horas y media tienden a ganar grasa corporal con más facilidad y, a su vez, presentan más dificultades para perder peso aunque realicen otros esfuerzos.
Para tener una buena calidad de sueño es necesario evitar el uso de pantallas iluminadas, así como las comidas copiosas y las bebidas con estimulantes antes de ir a dormir.

4. Dar un paseo

Dar un paseo corto, alrededor de la manzana o en un parque cercano, ayuda a perder hasta tres veces más calorías que las que se pierden al permanecer sentados.
Caminar a paso rápido activa el gasto energético, mejora el ritmo del metabolismo y facilita la pérdida de calorías diarias.
Además, hacerlo después de comer tiene beneficios en la digestión de los alimentos.

5. Realizar las tareas domésticas

Todas las tareas domésticas tienen interesantes beneficios para quemar grasa sin necesidad de hacer ejercicios.
Entre las actividades que ponen en movimiento todo el cuerpo y aumentan su gasto de energía encontramos:
  • Pasar la aspiradora
  • Lavar los platos
  • Fregar el suelo
Lo más interesante es que no suelen ser tan agotadoras como las rutinas de entrenamiento.

6. Saltar la cuerda

Saltar la cuerda no solo nos recuerda la infancia sino que nos permite quemar una cantidad importante de grasa mientras nos divertimos.
Entre 50 y 100 saltos ayudan a perder hasta 100 calorías, según la velocidad con que se practiquen.
De hecho, alternando los movimientos se pueden obtener mejores resultados: Haz una serie con saltos pequeños, sigue una alternando los pies y finaliza con saltos más altos.
Además, para gastar más energía, haz saltos con desplazamientos.

7. Tomar agua con limón en ayunas

El consumo de agua tibia con limón en ayunas es un hábito que muchos están incorporando en sus rutinas por sus múltiples beneficios para bajar de peso y mejorar la salud.
Esta bebida aumenta el ritmo del metabolismo, por lo que facilita la quema de grasa a lo largo de la jornada.
A su vez, dado su alta concentración de nutrientes, fortalece el sistema inmunitario, estimula la eliminación de toxinas y previene el desarrollo de enfermedades.
8. Controlar las calorías ingeridas
Sin llegar a obsesionarse con las calorías ingeridas en cada plato, es conveniente saber cuántas contienen para evitar su consumo excesivo.
Se estima que una persona requiere entre 2000 y 2500 calorías diarias para que su cuerpo funcione en óptimas condiciones.
Por lo tanto, mantener bajo este rango puede facilitar la pérdida de grasa, ya que el cuerpo no tendrá que esforzarse para quemar los excesos.
¿Quieres empezar a quemar grasa? Pon en práctica estos consejos todos los días y descubre que no ir al gimnasio es solo una excusa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


0 comentarios:

Publicar un comentario

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!